The Good Wife: algo más que una serie de abogados

The Good Wife

Muchas de las series que vemos actualmente en televisión se centran en las profesiones más recurrentes y más típicas. Tal es el caso de policías, profesores, médicos, abogados…

De la abogacía, todo el mundo recordará Ally McBeal. Pero más allá de ella, nos encontraremos con una de las series que hoy en día se posiciona entre las mejores de la televisión norteamericana. Hablo de The Good Wife.

The Good Wife lleva emitiéndose en la CBS desde septiembre de 2009. El 29 de septiembre de este año, la serie volverá con su quinta temporada. La serie se centra principalmente en el intrincado mundo de la abogacía, pero también se inmiscuye en los entresijos más oscuros de la política, así como de la ambición de poder.

La serie toma como punto de partida un escándalo político (ahora que tan acostumbrados estamos a ellos, no deberíamos dejar pasar la oportunidad de verlo también de forma ficticia en televisión). El fiscal del Estado de Chicago es quien sale perjudicado de este escándalo. Con lo que, como consecuencia de ello, este fiscal, de nombre Peter Florrick, es llevado a prisión. Pero la incorrecta manera de ejercer su cargo como Fiscal, también está teñida por un escándalo sexual. En la rueda de prensa convocada para anunciar su dimisión, se encuentra una mujer. Ella es Alicia Florrick, esposa del Fiscal. Con los ojos tristes, y una fría e inamovible compostura, ofrece su imagen para dar apoyo a su marido, a pesar de ser plenamente consciente de la humillación que supone tras conocer las infidelidades de su marido. Pero Alicia tendrá que enfrentarse a ello. No le queda más remedio que olvidar. Y no perjudicar más a su marido, ya sea por evitar durante más tiempo, ser el centro de atención. Porque Alicia es una buena esposa. Es The Good Wife.

Tras el ingreso de su marido en la cárcel, Alicia deberá volver a ponerse a trabajar. En su caso, a ejercer después de muchos años, la abogacía. Su carrera “recomenzará” en Lockhart & Gardner, un prestigioso bufete de abogados de Chicago a cuyo mando se encuentran Diane Lockhart y Will Gardner, este último, ex-compañero de facultad de Alicia.

Alicia FlorrickA partir de ese momento, Alicia se convertirá en el blanco de miradas, comentarios y gestos de todo tipo, siempre teniendo como causa y origen su conocido pasado, salpicado de humillación por el escándalo (sobre todo sexual) protagonizado por su marido. Sin embargo, el personaje de Alicia (interpretado por una magnífica y discreta Julianna Margulies), pronto se convertirá en el objetivo de otro tipo de intereses, provocados por el simple hecho de ser la mujer del que fuera Fiscal de Chicago. El atractivo de poseer el apellido del antiguo Fiscal Peter Florrick, pronto otorgará a Alicia una posición bastante privilegiada, tanto dentro del bufete, como fuera de él.

Ese sería el punto de partida de la serie, la trama principal, pero a parte de eso, The Good Wife ofrece muchas cosas más. Además de la trama que sigue el ascenso y evolución de Alicia Florrick en el mundo de la abogacía, la serie es el ejemplo perfecto de cómo incluir subtramas y dar vida a personajes secundarios perfectamente definidos. El reparto de The Good Wife es sencillamente, espectacular. Desde la buena pareja que forman Will y Diane, al más puro estilo matrimonio de recién casados, pero sólo aplicable en el mundo de los negocios, pasando por David Lee, el poco escrupuloso abogado especializado en divorcios, Khalinda Sharma, tan inteligente, escurridiza, hermética, misteriosa y desconfiada detective privado, Cary Agos, el chico bueno de la oficina, leal aunque no por eso desinteresado, terminando con un gran personaje, que a mi parecer, enriquece la serie de una manera grandiosa: Eli Gold, el cínico, perverso e irónico manager de campaña de Peter Florrick (algún día espero escribir un post dedicado en exclusiva a este personaje). Incluso los personajes recurrentes, como es el caso de los jueces, que parecen sacados de una sitcom, por su ligero tinte de humor que suavizan y sacan el tono irónico de la labor judicial y de eso que solemos llamar justicia.

The Good Wife personajes

Cada personaje tiene su modo de hablar, de actuar. Su modo de auto-construirse como personaje a base de las palabras que utiliza (y que no utiliza) y de los hechos. Y la ironía, el cinismo y el sarcasmo ejercen un papel importantísimo, más aún si cabe, si tenemos en cuenta el ambiente en el que se rodean los personajes. Un ambiente que enmascara los pasajes más oscuros de cada persona: la ambición, el poder, la traición, los intereses, los favores, el dinero y una larga lista de muchas cosas más se encuentran a la orden del día, y forman un entramado muy complejo para pensar que The Good Wife es una serie de abogados más.

No sólo lo que se ve, no sólo lo que se dice, no sólo lo que se nos muestra, sino lo que continuamente es sugerido. Las tramas amorosas en The Good Wife están sujetas muchas veces a la frustración del espectador, y muchas veces, a la imaginación. El deseo que hay entre algunos de los personajes de esta serie no concluye nunca por el simple hecho de que está altamente influenciado por el ejercicio de poder, el incesante mundo de los intereses generales y de la pura práctica de la competición laboral. Porque simplemente, no pueden hacer nada.

Alicia Florrick, como esposa del Fiscal, está atada al poder que este ejerce. Si su matrimonio va bien, aportará beneficios al bufete por parte de la Fiscalía. Si se separan, entonces Peter hará lo posible por hacer daño al bufete (y a Will por ser el culpable de ello). Así que Alicia, pasa del privilegio (sobre todo para el bufete) de ser la esposa del Fiscal, a convertirse en un peligro por estar separada del Fiscal. Pero no puede elegir con qué quedarse, debe ceñirse a la condición establecida de ser la esposa de Peter Florrick. Debe aparentar unidad, para así no perjudicar su futuro, sus vidas, su familia o el entorno que a ambos les rodea. Porque tanto ella como su marido forman parte de todo eso. Y lo importante es no volver a provocar la atención de todas las miradas. Así pues, los secretos forman parte de la vida de todos los personajes, su pasado misterioso, y su discreción a la hora de llevar una vida privada y personal un poco más arriesgada de lo normal.

El éxito de The Good Wife por parte del público, se debe a que presenta las ventajas de ser una serie procedimental, y las ventajas de ser una serie no procedimental, del género de drama. Cada capítulo se centra en un caso totalmente distinto, al cual ha de enfrentarse el bufete. Pero, pese a ello, la serie sigue una estructura lineal: hace posible el desarrollo de las subtramas, la trama principal, los personajes y las relaciones existentes entre ellos, los casos judiciales… Cada episodio ofrece algo diferente, pero también la continuación de los anteriores capítulos, con lo que, el espectador, pocas veces tiene la oportunidad de aburrirse.

The Good Wife juicio

Ya sea en cuestión de términos, de tecnicismos, de tradiciones estadounidenses, de cuestiones legales o intrumentalismo laboral, con The Good Wife aprendemos un poquito más sobre el funcionamiento de la justicia (aunque de una forma muy por encima y más o menos verosímil). Quien vea The Good Wife, sabrá qué es “acogerse a la quinta enmienda” o cómo es el desarrollo de un juzgado militar. Además, uno de los atractivos de The Good Wife, es conocer las múltiples caras que el mundo de la “justicia” se reserva. Esta vez, no hay buenos, ni malos, no hay bandos, porque todos juegan en la misma liga. Todos los personajes juegan sucio, y ansían más poder del que disponen. The Good Wife es una serie compleja, precisamente, porque sabe cómo presentar de una forma más o menos veraz y objetiva, el desmorone del significado de la ética, y ofrecer un punto de vista tremendamente cruel, pero muy real de la hipocresía del mundo en el que vivimos. Porque The Good Wife, es ante todo, una serie sincera, realista en ese sentido.

¿Defenderías a un asesino? ¿Serías capaz de esconder pruebas que acusasen a tu cliente? ¿Sobornarías a jueces para ganarte su confianza y así ganar casos? Todas estas respuestas conforman el universo que hace de The Good Wife una constante reflexión acerca de qué es lo que se debe hacer. Y sobre todo, qué es más importante: el enriquecimiento de uno mismo en detrimento del de los demás, o la perseverancia de la riqueza para no perjudicar la de los demás. Una pregunta aparentemente fácil de contestar, pero que en realidad encierra el egoísmo y la imparable ambición de que estamos hechos. Al igual que a la justicia, esta meditación es aplicable directamente a la política, otro de los temas que anda muy ligado al de la justicia, y que en The Good Wife es bastante recurrente, ya sea por la trama y los personajes, como por su naturaleza filosófica-ética.

En definitiva, The Good Wife no es una serie de abogados más. The Good Wife se apoya en la verdad, una verdad de la que todos solemos escaparnos alguna vez. Juega con algo tan complicado y controvertido como es el deber, el poder, el dinero, la ambición, los intereses personales. Esto es lo que hace de The Good Wife una serie buena, de calidad. Porque no critica estos aspectos, sino que los humaniza. Y hasta los dignifica. Los justifica de algún modo y en cierta parte, los recompensa. Disfraza la justicia en una justicia personal, subjetiva e interesada, atada a convencionalismos, leyes, traiciones y maquinaciones, para que al final, la justicia acabe convirtiéndose en un negocio como otro cualquiera.

Podéis seguirme en @anaFerdinand_8 o seguir las últimas novedades del blog en @Cineseriefilas

Publicado el 22 julio, 2013 en Opinión y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CineSphera

Cine y Televisión | Información, actualidad, opinión.

elGazapo

Críticas, noticias y curiosidades del cine de hoy y de ayer ¡Entérate y Participa!

Wonderful Cinema

Short reviews on high quality films. No spoilers.

Programa Piloto

El sitio de tus series y peliculas favoritas

Vengo a hablar de mi tele

Hablando se entiende la tele

LA VOZ EN OFF

CRÍTICAS DE CINE / NOTICIAS / ESPECIALES

Diario de una Cinéfila

Mi afición por el cine hecha crítica

En tu serie o en la mía

otro blog de series

No Entiendo Tu Pelo | Música, cine, verdaderas reinas del pop & alguna canción indie

Música, cine, verdaderas reinas del pop & alguna canción indie

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

¡Vaya tres patas pa' un banco!

Un cajón desastre para todas nuestras ideas

Serieando.TV

TVeo, luego existo.

Seriespot

We watch different

Con el Pato en los talones

Todo lo que necesites saber sobre cine y series de TV. De siempre y ahora

Ver Ir Gustar

Blog donde encontrar qué tienes que Ver, a dónde debes Ir y qué te va a Gustar. Si conoces algo bueno, hay que contarlo.

Noticias en mundoplus.tv

Todo lo que necesites saber sobre cine y series de TV. De siempre y ahora

Los Lunes Seriéfilos

Todo lo que necesites saber sobre cine y series de TV. De siempre y ahora

A %d blogueros les gusta esto: