Breaking Bad: la mejor serie de televisión de la historia. Un final para recordar

All bad things must come to an end

Ese día ha llegado. El día en que Breaking Bad llegaba a su final. Ha terminado la serie que la AMC ha estado emitiendo durante seis años, y que para muchos supone el fin de la mejor serie de televisión de la historia. Con una quinta temporada redonda, Breaking Bad se ha despedido a lo grande. Con 9 Emmys a sus espaldas, Breaking Bad nos ha dejado grandiosos momentos que siempre recordaremos y capítulos perfectamente dignos de ser considerados obras maestras. Desde las grandes interpretaciones de Bryan Cranston, Aaron Paul, Anna Gunn, Dean Norris y demás elenco de actores, pasando por la magnífica realización y dirección de cada uno de los capítulos, su siempre acertada y simbólica banda sonora, su diseño artístico y su fotografía, su puesta en escena cuidada al mínimo detalle, hasta llegar a unos guiones repletos de giros sorprendentes y un trasfondo moral con verdadero significado.

Desde Cine-Seriéfilas, comentamos lo que ha supuesto esta magnífica quinta temporada y su final:

Breaking Bad partía desde cero con un profesor de química enfermo de cáncer que tomaba la decisión de convertirse en cocinero de metanfetamina con el objetivo de salvaguardar la economía de su familia para cuando él haya muerto. Desde el primer capítulo, asistimos a la evolución de un hombre corriente a un verdadero monstruo.

La primera temporada la recordaremos por su humor negro, su comedia bizarra y su peculiar estilo narrativo. Temporada tras temporada, el drama ha ido ocupando un lugar más importante en la serie, aportando matices llenos de ambigüedades en los personajes y tramas. Durante seis años, hemos sido testigos de la metamorfosis de Walter White (Bryan Cranston) en Heisenberg.

CUIDADO, SPOILERS. ¡NO LEAS A PARTIR DE AQUÍ SI NO HAS TERMINADO LA SERIE!

Esta última temporada ha sido el cénit de dicha evolución, gracias a momentos que evidenciaban la total transformación del personaje. La lucha ha finalizado y Walter White se ha visto obligado a sobrellevar las terribles consecuencias de sus actos. El mundo se ha desmoronado a sus pies, y ya no le quedaba nada. Incluso su familia, que era lo único con lo que podía contar, acaba desdibujándose de su vida. En el capítulo “Ozymandias (5×14)”, la pelea que tienen entre los tres es decisiva para ver que Walter ya no es quien era. Un delicioso ejercicio de realización en el que nos muestran en un mismo plano unos cuchillos y un teléfono móvil, incrementa la tensión y esclarece, por fin, de qué lado está la familia de Walter. Y ahora Walter se ha quedado completamente solo, sin nada en el mundo y más violento que nunca.

Walter mirando a su hijo

La muerte de Hank (Dean Norris), también en el capítulo “Ozymandias (5×14)” también supone un giro importante en el modo de pensar y actuar de Walter, y sobre todo, de tomar la decisión correcta. Las consecuencias que él mismo ha creado le han abrumado y la situación se le ha escapado de las manos. Todo se ha vuelto en su contra y ha sucedido aquello que no debía haber ocurrido. Con ese panorama, Walter no tiene otra opción que aplicar su calculadora manera de actuar, para la venganza.

Pero no solo el personaje de Walter White ha sufrido las intromisiones de un mundo tan cruel y despiadado como es el de la droga, sino todo lo que se encuentra a su alrededor, empezando por su compañero de viaje en estas cinco temporadas, Jesse Pinkman (Aaron Paul).

El joven ex-alumno de Walter comenzaba a labrar su fatal destino al querer desvincularse del negocio que había construido junto a Walt. Demasiado tarde para abandonar algo tan poderoso como lo que habían creado. El problema de Jesse es que nunca pensó que llegarían tan lejos. Cuando empieza a entender cuál es la realidad de las cosas, todo le viene grande y ya no hay vuelta atrás. Jesse se ha convertido en la principal víctima del negocio. Tanto interna como externamente. En esta segunda tanda de la quinta temporada, Jesse es objeto de ambos bandos: la DEA, para sonsacarle información y poder lograr el objetivo de acabar con Walter/Heisenberg; Walter, por verle como un estorbo para su supervivencia; y los narcotraficantes, primero al querer matarle por orden de Walter, y después, al querer utilizarle de cocinero para mantenerse en el mercado de la droga.

Vimos que Jesse, que repartía aleatoriamente los fajos de billetes por la ventanilla del coche en “Blood Money (5×09)”, estaba sumergido en la tristeza, impotente al haber sacrificado demasiadas cosas en vano. El capítulo “Rabid Dog (5×12)” es determinante para el personaje de Jesse. Al descubrir Hank quién se esconde detrás de Walter White, la cosa se pone muy fea. Se mezcla la familia y la DEA en el conflicto y ahora la supervivencia de Walter corre más peligro que nunca. La doble moral a la que se enfrenta Walt acaba por destruirle a él y a su cuñado.

Jesse Pinkman final

Hasta Saul Goodman (Bob Odenkirk) es objeto de las consecuencias del entorno de Walter. Le vemos, después de mucho tiempo, con miedo. Aunque ese miedo se disipe al entender que en realidad Walter no es más que un enfermo terminal cuya racionalidad le ha abandonado del todo por la situación. 

Walter está verdaderamente en peligro y es por eso que cambian las tornas respecto a Jesse. Pero la desconfianza de este hacia su mentor incide en su decisión de mantenerse al lado de Hank, para la consecución de un mismo objetivo: acabar con Walter White. La colaboración de Jesse con Hank, pone a Walt en una situación delicada, con lo que hace necesario deshacerse de todas las pruebas que le impliquen, y Jesse es la prueba principal. Comienza así una búsqueda a la caza y captura entre ambos, en la que se entremezclan narcotraficantes, Hank y su compañero de la DEA. Walter y Jesse, convergiendo en un intenso final en “To Hajiilee (5×13)”.

Uno de los momentos más duros de toda la serie, ha sido quizás, ver el aislamiento de Walter de su familia, en especial de su hijo. Las palabras que le dedica por teléfono a su padre (“Muérete ya”) ponen fin a una relación padre-hijo caracterizada por el cariño y la admiración. Estas palabras demuestran la postura que ha tomado su hijo hacia su idolatrado padre, una persona tóxica y malvada que ni siquiera por la condición de parentesco que les une, le hace conservar un resquicio de afecto hacia su persona. Se acabó.

Pero sin duda, especial mención hemos de tener con “Felina (5×16)”, capítulo que cierra de manera definitiva las vidas de Walter White, Jesse Pinkman y compañía. El capítulo anterior, “Granitate State (5×15)”, nos dejaba con la miel en los labios, al presenciar la no rendición de Walter, pero no saber cuál iba a ser su siguiente paso en esta lucha por salvaguardar su orgullo y su dignidad.

El último capítulo, “Felina (5×16)”, sigue de cerca a un Walter sediento de venganza y meticuloso a la hora de dejar cerrado el plan que llevaba estableciendo desde el principio de la serie: dejar a su familia el dinero suficiente para vivir cuando él no esté.

Heisenberg

“Felina (5×16)” ata los cabos sueltos que aún quedaban por resolver de la serie. Los flashforwards del principio de la quinta temporada cobran especial sentido. Esos momentos son el principio del final de Walter/Heisenberg. Una dualidad de personalidades que acaban convergiendo en una sola persona, formada por un 90% de Heisenberg, y un 10% de Walter. Es ese pequeño porcentaje el que permite que Walter no cese en el empeño de lograr su objetivo final, ese objetivo que daba sentido a la serie. Porque al fin y al cabo, Walter White sigue siendo un hombre preocupado por su familia.

“Lo hice por mí. Me gustó. Era bueno en ello. Me sentía vivo”, le dice Walt a su mujer en la conversación que mantienen ambos en la nueva casa en la que vive. Reconoce que el poderío le absorbió, y que su objetivo se desvió cada vez más hacia la codicia (una codicia a la que Skyler se agarró, por cierto). Sólo queda seguir con el plan, sea cual sea la consecuencia final de su consecución.

La traca final viene en forma de venganza, que siembra el caos en el cuartelillo general de Jack y sus secuaces, previo plan maestro fríamente calculado por Walt, y con bocas abiertas del espectador incluidas. Todo ha salido como debía. Y Jesse, por fin liberado, decide redimirse de sí mismo al perdonarle la vida a Walter. Ya sólo queda esperar… Walt está enfermo, su familia seguirá adelante y recibirá el dinero que tanto costó ganar y los cuerpos de Hank y Gómez serán encontrados.

Walter White final

Walter White lo ha conseguido. Aunque no contaba con el alto precio que iba a pagar por ello: la destrucción de su alrededor, incluido él mismo con su muerte. Walt muere solo, pero al menos en paz, con el recuerdo de lo que un día llegó a ser y el objetivo cumplido. Hemos dicho adiós a una gran serie de televisión, que el día 29 de septiembre de 2013, hizo historia.

Sólo cabe decir una cosa más:

GRACIAS BREAKING BAD

“I would show the special love I have for you, my baby blue…”

thank you breaking bad

Publicado el 30 septiembre, 2013 en Opinión y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CineSphera

Cine y Televisión | Información, actualidad, opinión.

elGazapo

Críticas, noticias y curiosidades del cine de hoy y de ayer ¡Entérate y Participa!

Wonderful Cinema

Short reviews on high quality films. No spoilers.

Programa Piloto

El sitio de tus series y peliculas favoritas

Vengo a hablar de mi tele

Hablando se entiende la tele

LA VOZ EN OFF

CRÍTICAS DE CINE / NOTICIAS / ESPECIALES

Diario de una Cinéfila

Mi afición por el cine hecha crítica

En tu serie o en la mía

otro blog de series

No Entiendo Tu Pelo | Música, cine, verdaderas reinas del pop & alguna canción indie

Música, cine, verdaderas reinas del pop & alguna canción indie

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

¡Vaya tres patas pa' un banco!

Un cajón desastre para todas nuestras ideas

Serieando.TV

TVeo, luego existo.

Seriespot

We watch different

Con el Pato en los talones

Todo lo que necesites saber sobre cine y series de TV. De siempre y ahora

Ver Ir Gustar

Blog donde encontrar qué tienes que Ver, a dónde debes Ir y qué te va a Gustar. Si conoces algo bueno, hay que contarlo.

Noticias en mundoplus.tv

Todo lo que necesites saber sobre cine y series de TV. De siempre y ahora

Los Lunes Seriéfilos

Todo lo que necesites saber sobre cine y series de TV. De siempre y ahora

A %d blogueros les gusta esto: