Opinión

The Crazy Ones. Capítulo piloto

The Crazy Ones

Siguiendo con los estrenos seriéfilos de este mes de septiembre, esta semana analizamos The Crazy Ones, emitida en la CBS. Su capítulo piloto se estrenó el pasado jueves 26 de septiembre.

The Crazy Ones se centra en Roberts and Roberts, una agencia de publicidad liderada por Simon Roberts (Robin Williams). También está en la agencia su hija Sydney (Sarah Michelle Gellar) y Zach Cropper (James Wolk), entre otros.

El episodio piloto de esta serie de comedia de la CBS, comienza con la reunión que tiene Roberts and Roberts con McDonald’s, cliente que supone un 60% de los beneficios para la agencia. A punto de ser despedidos por McDonald’s, llega un Simon Roberts lo suficientemente inspirado y fuerte a la reunión, para convencer a McDonald’s de que pueden hacer un anuncio mejor, y emotivo, utilizando las mismas imágenes de un anuncio anterior, y modernizando la letra de la canción. La condición: presentar el nuevo trabajo para el día siguiente.

Se ponen manos a la obra, y Simon consigue ponerse en contacto con Kelly Clarkson para que ponga voz a la canción. Pero esta rehúsa a cantar para publicidad, a no ser que sus letras giren en torno al sexo. Desesperados, Simon y Zach deciden dar libertad a Kelly para que cante sobre sexo, algo que no gusta a los demás de la agencia publicitaria cuando se presentan los dos con Kelly a la oficina. Pero Sydney, que es la cabeza pensante y trabajadora del grupo, logra convencer a Kelly para que cante algo serio para ellos. Y así sucede. Un happy ending en toda regla.

Si creíais que con The Crazy Ones íbais a ver un Mad Men actualizado y en tono de comedia, os equivocáis. The Crazy Ones es del estilo de Go On (esa serie de la NBC que protagonizó Matthew Perry y no llegó a más de una temporada). Características en común: vacía de contenido y totalmente plana, sosa, aburrida.

Robin Williams y Sarah Michelle GellarMuchas series de las networks tienen la manía de introducir personajes de la manera más cutre y facilona (un ejemplo reciente: We Are Men). En The Crazy Ones, el personaje principal, interpretado por Robin Williams se define mediante la autodefinición: todas las características del personaje te las “desvela” el mismo personaje. Cutre al 100%. Y encima lo hace de golpe y sin venir a cuento…

No parece que The Crazy Ones sea una serie cuyos personajes vayan a ser aprovechados. Se parece mucho a We Are Men, e intuyo (lo mismo luego me equivoco) que se centrará en las tramas que irán apareciendo en los capítulos, y que serán episodios independientes. Hay gente a la que le gusta así, a mí desde luego no. Pero no por nada especial, sino porque me aburre y me cansa.

Por otro lado, están los clichés, algunos normales, otros más exagerados. Simon es el jefe y es la mente creativa de la agencia, es el principal reclamo de Roberts & Roberts. Sydney, su hija, es la que realmente lleva a cabo las soluciones de la agencia, es la verdadera cabeza pensante y se guía por la lógica, más que por la precipitación de su padre. Es la que aporta la emotividad y sentimentalismo a la serie. Después tenemos al personaje de Zach, que si tuviéramos que definirle en pocas palabras, sería por el típico lameculos del jefe, de aparentemente misma personalidad y forma de ser, pero con la diferencia de que Simon es el jefe y Zach no (y este es más joven). Luego, tenemos el cliché de los clichés, de los que duelen: un personaje llamado Lauren (Amanda Setton), que ha quedado totalmente evidente en este primer capítulo, que se trata de la guapa-tontita de la serie (menos mal que no la han puesto de rubia). Tal cual. Le dice a Simon que si quiere olerle el pelo para sentirse bien o algo así. En ese momento pensé: “hasta aquí The Crazy Ones para mí”. Se ríe como una niña, tiene unos diálogos profundísimos (ironía) y en general, no aporta nada en la serie. Es una presencia en pantalla que evidencia la calidad que tiene The Crazy Ones. ¿Es esto comedia?

Robin Williams the crazy ones

Como estructura, me ha recordado un poco (muy por encima) a Community, con la diferencia de que esta comedia de la NBC se desenvuelve en un ambiente de surrealismo total y por lo tanto queda justificado. Al principio se nos plantea un problema, se intenta solucionar, hay más problemas en su desarrollo, pero, al final, acaba bien. The Crazy Ones se supone que tiene que ser creíble, y sin embargo, no lo resulta en absoluto.

No todo son pegas para The Crazy Ones, pues la serie tiene potencial. Los actores que aparecen en ella: Robin Williams, Sarah Michelle Gellar y James Wolk (Bob Benson de Mad Men), son una buena opción para sacar adelante la serie, pero para ello es necesario que haya detrás un guión algo más elaborado, y mejor que el del capítulo piloto. Entre otras cosas…

¿Dónde están las buenas comedias? No todo el panorama es negativo. El pasado domingo se estrenó Hello Ladies, producto de la idolatrada HBO: fresca, graciosa (sí, graciosa), con buenos personajes, situaciones y un elaborado guión. Ya hablaremos de ella en el blog. No todo lo nuevo es malo. Pero claro, Hello Ladies es de la HBO. ¿Tendrá algo que ver?

Dato: el estreno de The Crazy Ones (26 de septiembre)  tuvo muy buena acogida en la CBS, contando con casi 16 millones de espectadores que la vieron.

Seguidnos también por twitter en @Cineseriefilas

Anuncios

1 thought on “The Crazy Ones. Capítulo piloto”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s